Muchas redes han surgido en los últimos años, todas con sus ventajas, aceptaciones y desventajas, sobre todo en temas de seguridad.

Las plataformas son nuevas, pero la intención sigue siendo la misma: Estafar.

Facebook sigue siendo una de las redes más populares y según su reciente Informe de ganancias, tiene más de 2.850 millones de usuarios activos mensuales.

Esto, según explican expertos como Amer Owaida, “atrae a todo tipo de estafadores que buscan ganar un centavo a expensas de los usuarios desprevenidos”.

En su más reciente trabajo sobre la seguridad en las redes, explica que a pesar de que Facebook tiene varias medidas defensivas para evitar que las estafas lleguen a los usuarios, “algunas, inevitablemente, logran superar las grietas”.

En Welivesecurity.com la página de ESET, cuenta que algunas de las formas más comunes usadas por los estafadores se concentran en engañar a los usuarios para obtener datos personales y dinero.

Por acá las que se consideran las más comunes:

Estafas de phishing

El objetivo principal de los ciberdelincuentes es robar información personal para poder utilizarla en otras actividades delictivas.

Para lograrlo “el ciberdelincuente suplantará la identidad de Facebook, diciendo que alguien puede haber iniciado sesión en su cuenta o que se ha restablecido su contraseña”.

Hay varias señales que podrían advertir al usuario que está ante un caso de phishing.

Por ejemplo, si el correo electrónico que llega a su bandeja de entrada comienza con un saludo genérico.

Préstamos en Facebook

El engaño de los préstamos en Facebook comienza con un estafador compartiendo publicaciones o directamente enviando mensajes directos.

El texto generalmente incluye algún tipo de historia de fondo que intenta inspirar confianza, como que el prestamista es un hombre de negocios exitoso.

Lo más inteligente es ignorar estas publicaciones y reportarlas.

Cuentas clonadas en Facebook

En esta modalidad el ciberdelincuente clona todo su perfil de redes sociales en una cuenta aparte para hacerse pasar por usted.

Otra opción puede ser que clonen la cuenta de alguien conocido e intenten contactarlo haciéndose pasar por su amigo o pariente.

También en Facebook Live

Acá el tema es “agregar veracidad a la artimaña”. Por ejemplo, se usan videos de una celebridad editados para los fines de una.

Se usa el “convencer a los fanáticos de participar en un juego donde el primero en responder gana un premio”.

Los concursos

La táctica generalmente consiste en crear una página o una cuenta en la que se hacen pasar por una marca o una celebridad.

Por ejemplo, una banda o básicamente cualquier cosa que una posible víctima encuentre atractiva.

La artimaña usualmente emula competencias legítimas, pidiendo a los usuarios que pongan me gusta, comenten, etiqueten, se registren y compartan datos.

Hasta con criptomonedas

El objetivo de estas estafas es el mismo: engañarlo para que comparta información confidencial sobre usted.

Pero en este caso su información de pago o el acceso a su billetera de criptomonedas, o para que transfiera sus criptomonedas al estafador.

La estafa en sí generalmente contiene un enlace, que probablemente lo redireccionará a un sitio web donde tendrá que completar sus datos personales.

Al igual que plantean “oportunidades de inversión”. Por ello hay que tener especial cuidado con cualquier oferta que intente convencerlo de enviar sus datos confidenciales.